Diccionario Poético

0
616

Querido lector:

En el mundo hay diferentes tipos de diccionarios, están los generales que definen palabras de la lengua española, los bilingües que traducen, enciclopédicos que hacen referencia a diversos campos del saber, los gastronómicos y médicos también llamados técnicos, de sinónimos y antónimos y hasta uno del Diablo escrito por Ambrose Gwinet Bierce. Entonces, entre tanta diversidad, ¿por qué no existir un diccionario poético que exprese la belleza creada y hasta la increada? La poesía abraza a todo ser, está latente en cada sistema del cuerpo, en el dolor y la alegría, en cada acción y reacción. Un diccionario poético colaboraría en la definición de la cotidianidad mundana para adentrarse en la exaltación del alma ahogada que busca salir.

A partir de esta publicación mi columna contendrá la sección Palabras de Luz quincenalmente. Espero que tus días se iluminen en el amanecer poético.

 

A

Abuelo/a:

Árbol de venas profundas.

Acordeón:

Oruga ronca.

Agua:

Llanto acumulado.

Ala:

Caricia de ilusión.

  

Alabanza:

Vuelo del alma.

Alcachofa:

Piña del pasto.

Alcancía:

Almeja satisfecha de geometría.

Algodón:

Maíz encendido.

  

Alma:

Nota en lo inerte.

Almendra:

Gota elevada.

Amigo:

Talismán de ciegos.

Amor:

Deseo purificado.

 

Ángel:

Canto divino cristalizado.

Anillo:

Hula hula de falanges.

Ánimo:

Salto silvestre.

Anteojos:

Lupa de mundos.

 

 Antojo

Salpicadura del deseo.

Año:

Recital del Eterno.

Apatía:

Cielo muerto.

Araña:

Fábrica natural de hilado/ ganchillo y estambre automatizado.

 

Árbol:

Alquimista forestal.

Arco iris:

Tendedero solar.

Armonía:

Luz en calma.

Arpa:

Filamentos celestiales.

 

Arte:

Fantasía revelada.

Asterisco:

Pulga erizada.

Aura:

Sombra caleidoscópica.

Avión:

Águila metálica.

Toda persona puede comenzar a hacer su diccionario poético, sólo hay que ayudarse de la observación y el oído, anotar las palabras que broten del entorno y dejar que el alma fluya.

Dejar respuesta