18.3 C
Ixtlán del Río
miércoles, agosto 12, 2020

Agualamas en almíbar

Más Leídas

Con rosario y elotiza celebrarán jaleños sus fiestas, en Los Ángeles

JALA Presidido por Manuel Monroy, el Club de Jala en Los Ángeles, intensifica...

Piché Bautista ya descansa en paz

AHUACATLÁN Entre el bullicio y el trajín citadino, José Bautista Hernández vio pasar...

Entrega DIF de Ahuacatlán silla de ruedas a persona con discapacidad

AHUACATLÁN. Conociendo su estrechez económica y más aún tomando en cuenta sus condiciones...
Francisco Javier Nieves Aguilar
Francisco Javier Nieves Aguilar
Más de 25 años de trayectoria disfrutando del periodismo; las opiniones que despierta, la información gratificante y el conocimiento que deja.

El fuerte olor a agualamas cocidas penetró en toda la casa… en la sala y en el patio, en pasillo y habitaciones, ya no se diga en la cocina e incluso en el baño. El aroma que despide este fruto al momento de prepararlas en almíbar, es muy intenso.

No hay rincón donde no se sienta su esencia. En mi niñez y adolescencia me encantaba; pero ahora que casi alcanzo la tercera edad, me fastidia. 

El pasado fin de semana regresaba yo de la zona centro, caminando, cuando empecé a percibir el olor a agualamas cocidas y entre más me acercaba a mi casa, más fuerte se sentía. A los pocos minutos me di cuenta que ese aroma procedía exactamente de esta vivienda.

Mis hijos se quejaban de ese fuerte tufo. No así mi esposa, quien parece disfrutar mucho de ese fruto, no muy conocido en otras regiones.

 En algunas zonas del país -incluyendo a Nayarit- definitivamente lo desconocen; pero en Ahuacatlán e Ixtlán es muy común. Se trata de unas frutillas cuyo tamaño es similar al de los nanches, solo que en lugar de ser amarillos, su color al madurar es negro.

En otros puntos se les conoce como agüilotes, uvalama e igualama, pero acá en Ahuacatlán e Ixtlán se les llama agualamas y su olor es tan penetrante que se puede percibir a muchos metros a la redonda y generalmente se produce en épocas de lluvias. 

Algunos las combinan con leche; otros se las comen puras y hasta crudas, es decir, sin cocer. Se chupa y el huesito se desecha, aunque a veces los dientes queden prietos.

Por lo pronto, en un rinconcito de nuestro pequeño frigorífico se encuentra un recipiente repleto de agualamas, cocidas en almíbar. ¿Gustan?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

Advierten del peligro de peatones que caminan por carretera Ahuacatlán-Amatlán

AHUACATLÁN No son pocos los conductores de vehículos que, haciendo uso de las...

Con rosario y elotiza celebrarán jaleños sus fiestas, en Los Ángeles

JALA Presidido por Manuel Monroy, el Club de Jala en Los Ángeles, intensifica sus labores y se ultiman...

60 por ciento de rezago en captación del predial, en Ixtlán

IXTLÁN DEL RÍO Un 40 por ciento de los contribuyentes del predial aproximadamente ha cumplido con el pago...

No más agua turbia en Ahuacatlán, a partir de hoy

AHUACATLÁN Después de tocar algunas puertas y de realizar algunos ajustes al proyecto y al mismo presupuesto, el...

Premia Congreso ganadores del tercer Concurso de fotografía

TEPIC Con el título “Naturaleza sobre cubre bocas. ¿Y nosotros qué estamos haciendo?”, Maricarmen Núñez es la ganadora...

Artículos Relacionados