14.8 C
Guadalajara
jueves, febrero 25, 2021

Al Covid no hay que tenerle miedo, sino respeto: Fernando

⊛ Estuvo internado en el Hospital Integral Comunitario de Ixtlán del Río en el área de COVID-19. Estuvo a punto de ser intubado.

Más Leídas

Impactante volcadura de un Mazda cerca del crucero de H. Jara

AHUACATLÁN. A las 6:30 de la mañana de éste viernes, se reportó a los número de emergencia la volcadura de...

Sala del CAC Emilia Ortiz llevará el nombre de ixtleco Manuel Benítez

IXTLÁN DEL RÍO. Con una impresionante trayectoria dentro de ramo de las artes plásticas, el afamado profesor ixtleco, poeta, escritor,...

Dolor y tristeza en la familia Carrillo Ramos por el deceso de doña Lupe

JALA. Asumiendo las medidas preventivas para evitar contagios del coronavirus, los hijos, nietos y biznietos, junto con vecinos y gentes...
Francisco Javier Nieves Aguilar
Francisco Javier Nieves Aguilar
Más de 25 años de trayectoria disfrutando del periodismo; las opiniones que despierta, la información gratificante y el conocimiento que deja.

AHUACATLÁN.

Cuando le dijeron que había dado “positivo” al COVID, Fernando Gutiérrez sintió que el mundo se le venía encima. De inmediato pensó en sus amigos y conocidos que ya habían fallecido tras haber sido presas del coronavirus.

Su vida estaba en peligro. Respiraba con dificultad. El dinero era escaso y surgieron muchas interrogantes. ¿Cómo enfrentar todas esas adversidades que le venían encima?, ¿Podría librarlas?… y si no lograba vencer la enfermedad, ¿qué iría a pasar con su familia? En fin.

 A Fernando se le condujo al área de enfermos del COVID del Hospital Integral Comunitario de Ixtlán; siempre bajo un estricto control, al igual que a todos los pacientes que ahí se estaban atendiendo.

“Me las vi muy negras”,confesó, en una breve charla que vía telefónica sostuvo con el reportero. Hubo momentos en que pensó en que no la libraría; “pero Dios me puso enfrente a enfermeras, doctores y a otras personas muy profesionales y responsables. Gracias a ellos sigo vivo”, contó.

Fernando Gutiérrez tiene 58 años y habita una finca de la colonia Demetrio Vallejo, en Ahuacatlán; de oficio albañil. Buen esposo y padre.

Al Hospital Integral Comunitario ingresó el 27 de enero pasado y fue dado de alta este lunes 08 de febrero, a eso de las 5:00 de la tarde. Doce días permaneció internado, pero los más difíciles fueron los primeros ocho.

“Me suministraron varios medicamentos y tuvieron que pasarme oxígeno por medio de una mascarilla. ¡A punto estuvieron de intubarme!”, confiesa, para luego que al COVID no hay que tenerlo miedo, sino todo el respeto del mundo.

Fernando no se cansa de agradecer todas las atenciones y el profesionalismo con el que se desenvuelve todo el personal médico que labora en este hospital, incluyendo por supuesto a doctores y doctoras, a enfermeras y enfermeros, a camilleros, a aquellos que tomas muestras para laboratorio e incluso a administrativos. “¡A todos ellos les expreso mi agradecimiento”, recalca.

Añade que el COVID-19 es una enfermedad que se debe de atender a tiempo; “por eso hay que prevenirla, hacer caso de las recomendaciones, no asistir a sitios donde haya mucha concurrencia, usar siempre cubrebocas y aplicarnos gel antibacterial”, advierte.

Gutiérrez convalece ahora en su domicilio. Está aislado y obviamente se protege a sí mismo y protege a su familia. Es un paciente consciente y responsable; pero sobre todo es una persona que sabe agradecer y reconocer el esfuerzo de quienes hoy por hoy se dedican a curar enfermos del coronavirus, específicamente a los que laboran en el Hospital Integral Comunitario de Ixtlán.

Artículo anteriorRespira
Artículo siguienteTito sigue firme

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias

Inicia Congreso de Nayarit periodo de sesiones

ZONA SUR Con Sesión Pública Solemne virtual  las diputadas y diputados de todas las fuerzas políticas que conforman la Trigésima...

More Articles Like This

- Advertisement -