Ya tenía desde la mañana arrastrando el mariachi por esas calles de Etzatlán Jalisco; y eso que iba nada mas de paso. Sin embargo, era un gusto que había acariciado con tanta angustia durante muchos años y ya no lo quería seguir sufriendo más. Ese día las circunstancias se...

¡Ese cabrón soy yo!

Creo que fue una tarde de otoño de principios de los años 70´s cuando a nuestro domicilio de Morelos 106 –a escasos 15 metros del comisariado ejidal– llegó una mujer. Ésta tocó dos veces el vetusto zaguán de madera. Le abrieron la puerta y preguntó: “¿Aquí vive Marcos?”. El menor...
En su discurso de toma de posesión el primero de diciembre de 1940, el presidente de la república Manuel Ávila Camacho anunció: “… todos debemos asumir desde luego el propósito, que yo desplegaré con todas mis fuerzas, de que un día próximo las leyes de seguridad social protejan a...

Infiernos mentales

Nuestra vida entera es una delgada capa de hielo bajo la cual yace un abismo cuya profundidad ni siquiera alcanzamos a dimensionar. Nuestro entorno está sembrado por millones de infiernos individuales disfrazados con el rostro de la ordinaria ligereza. El horror es nuestro siempre oculto compañero de viaje, pero...

Ese sí era chocolate!

Tableta, media tableta o cuarterones. Lo que alcanzara el bolsillo, pero la señora Pepita nunca tuvo inconveniente de vendernos la cantidad que fuera; cinco centavos, diez, veinte o un “tostón” - hasta ahorita no he sabido por qué se le decía así a las monedas de cincuenta...

El pariente Rembert

Entré y lo miré. Reposaba en su camilla. En un rincón avisté un pequeño tanque de oxígeno. “Tiene visita”, le dijo su nuera. Rembert no se movió, Apenas sí entreabrió sus ojos y, antes de que emitiera cualquier palabra, le expliqué: “Soy Nieves, el periodista”

20_ABR_4

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Omar G. Nieves

Es otro rollo

16_JUNIO_5

Omar G. Nieves

El oficio de las lavanderas

lavanderas-en-el-rio

Durante mi infancia, había la costumbre por necesidad de que las amas de casa de familias pobres, dedicaran un día específico para ir al río a lavar la ropa; hasta se turnaban para ocupar los lavaderos. Las del barrio del Camote y del Llano, acudían al Rio Grande, un poco aguas arriba del puente El Suspiro, donde había “buenas” piedras, tanto para lavar como para tender, y un jarillal que se prestaba para el pronto secado.

IXTLÁN DEL RÍO.- Para este año se espera que Ixtlán llegue a tener 25 mil 371 habitantes (Fuente: CONAPO), mil 574 personas más que en 2010. Que una ciudad de estas dimensiones demográficas pueda contar con una decena de instituciones de crédito (SOFI Amatlán, Bancomer, Banco Azteca, Banamex, Coppel, Caja...