El oficio de las lavanderas

lavanderas-en-el-rio

Durante mi infancia, había la costumbre por necesidad de que las amas de casa de familias pobres, dedicaran un día específico para ir al río a lavar la ropa; hasta se turnaban para ocupar los lavaderos. Las del barrio del Camote y del Llano, acudían al Rio Grande, un poco aguas arriba del puente El Suspiro, donde había “buenas” piedras, tanto para lavar como para tender, y un jarillal que se prestaba para el pronto secado.