Retrato de una muerte

No te dijo nada el pétalo liliáceo de la poderosa azalea plantada enfrente de tu casa con la justicia de la tierra y de las aves. Nada, aunque enmarcaba la fachada de tu hogar y aquel sendero luminoso, aquel camino austral. No te dijo nada el primer otoño ya...

Cuentacuentos Colibrí

La mañana que se presentó la cuenta cuentos, comenzaba a oscilar el esquilón del campanario su tradicional repique. El vértigo del templo caía derramándose en el pavimento mientras el ladino clarinete del Pitero siempre fiel serpenteaba las incógnitas astucias con el tono de lengüetas retorciéndose en el tímpano de...

Contrapeso moral

Cada temporada de vacaciones o de regreso a clases, del día de la madre o del padre, de la primavera o del otoño; la tienda Coppel saca un tiraje de revistas que arroja a los domicilios de todo público. Ha de ser una cuestión de mercadotecnia para captar más...

Dialecto

Creo que era un nimbo de tersa piel su nombre de dardo azul ¿Quién era, cómo se llamaba? No lo supe ni en insomnios de remanso agudo.   Consulté el oráculo del orbe siempre mantico crisol ladino de los astros diurnos y las paganas oraciones de los fieles; la brida de los potros amatistas y el crepúsculo nocturno.   Nada...

Rumbo al Arca

Aquella tarde cenital y calurosa el viejo “zurito” blanco ya había dado dos vueltas a lo largo del andador que conduce a la casi abandonada Arca. Adentro de este, una gorda pursienta conducía sudando a chorros, sin quitarse las gafas oscuras y el sombrero de ala ancha. Parecía que...

Los Miserables

Por si la magna obra de Víctor Hugo los miserables no se hubiese comprendido, la realidad ofrece más variantes para su ilustración. Desde el principio no era miserable Jean Valjean sino el señor obispo Myriel quien consigue un dudoso ascenso gracias al cumplido verbal que hace a Napoleón. No lo...
Geraldine Ponce: En hora buena por la acertada decisión de militar en su partido. No le hablo desde la trinchera del fanatismo o la pleitesía, ni mucho menos la adulación fácil. Los grandes maestros de este continente Americano: Waldo Emerson, José Ingenieros, Sarmiento, entre otros de la misma cepa, han dicho...
No pretendo ni tributo ni homenaje, eso es para luminarias y lacayos. Promover tal cosa es un signo de mediocridad en artríticos cadáveres que se prestan fáciles a ejecutar honores bofos al pie de mausoleos y monumentos muertos o amellados, con la gesta deplorable de un imperturbable silencio. Y...

Sin olvido

¿A quién te refieres cuando mana en el desierto la traidora voz de un carcomido “ustedes”? Yo no lo olvido cuando nos ahorcaban con azogue sambutidos en el fondo oscuro de las minas. No olvido lo hoy bursátil de tus rostros ni las cifras empapadas de los muros escupidas sobre la línea castrada del esputo… un...

EMMANUELA

“der Vater hat sein herz verlron...” RAMMSTEIN Vergiss uns nicht “El padre ha perdido su corazón…” RAMMSTEIN No nos olviden Creí que, después de todo, las cosas iban a cambiar. Creí que después de casado ya no me buscaría esa Emmanuela. Pero ahora lo hace con más insistencia. Se aprovecha de que fuimos juntos a la...