Después del alba, la poesía nace en la cocina. Las paredes de su santuario son los adobes tiznados y cenizos por el uso de la hornilla, los ladrillos y comales, las cucharas y jarros; silenciosos testigos de su florecimiento en las cazuelas de barro, entre las...

¡Hoy no hice nada!

Una tarde un hombre volvía a casa del trabajo y encontró un desorden total en su hogar. Sus tres hijos estaban afuera, jugando en el lodo, la manguera abierta, juguetes y envolturas de comida regadas en todo el jardín frontal de la casa.

Danzarina

¡Cuánta luz se desprende desde ti!  En el círculo vital que todo lo contiene  para volverse cosmos e infinitud. Te abrazo a la mañana de frente al Sol,  te recuerdo a la tarde al ver la flor y  te acompaño en vuelo a través del viento...

No sé por qué

Hace años, que la vida se ha vuelto de tantos colores, que es difícil saber en qué punto cambió todo, cuando hace apenas unos años, la vida era más despreocupada, más llevadera y sin tantas cosas en que pensar. Era tan fácil correr por las calles,...
Internet, Tablets, Ipads, Iphone… Cuaresma, Viacrucis. Las ideas de pronto se agolparon en mi mente durante la noche del Viernes Santo. En Jala había tenido lugar la tradicional Judea. Me sentía confundido por tantas cosas. Me recosté, pensaba, reflexionaba. Entrecerré los ojos y luego me levanté...

Juan Sinpiernas

Juan Sinpiernas era un hombre que trabajaba como leñador. Un día Juan compró una sierra eléctrica pensando que esto aligeraría mucho su trabajo. La idea hubiera sido muy feliz si hubiera tenido la precaución de aprender a manejar primero...

¡Ya está decidido!

Jimmy debe rondar entre los 6 y los 8 años. Antier lo vi corretear junto con otros niños de su edad, allá junto a la tienda de “El Diamante”; y a fuerzas de ser sincero, ¡Me dio una envidiaaaaaa!!!...

Paralelismos

Estimado lector comienzo con este epígrafe tan afamado, popular y poco ejercido en nuestro México con la finalidad de refrendar mi respeto a su derecho a la libertad de creencia, así como el respeto a mi derecho a la libertad de expresión. 

Escarlata

Círculo y cuenca de singular cuenta; las cuatro estaciones de divina ciencia. Menguante o llena, cóncava y eterna la luna revela de la mujer su esencia. Vigésimo octavo cenit de candela; compás melodioso que anuncia existencia de risas, nostalgias, pasiones y freesias.  Cincuenta abuelitas comienzan...

Por favor, ¡Perdóname!

Gustavo ya ni se acordaba por qué se había enojado con su hijo Rodolfo, pero continuaba molesto, y no podía evitarlo. Se sentía muy frustrado con el muchacho. Una y otra vez descargó su ira hasta quedar exhausto, e inmediatamente se sintió culpable por su conducta.