FOTO DE NOTA 1 NOV 04Francisco Javier Nieves Aguilar

“No la empujes. Sola se cierra”, espetó Mario… Y efectivamente, la puerta lateral derecha del auto de Don Edgar se fue recorriendo suavemente, hasta atrancarse. No necesitó la mano del hombre. Yo quedé sorprendido. “¡Mira nomás!—reflexioné—lo que es la modernidad”.