‘Con mala pinta’, la plaza principal de Ahuacatlán

La goma natural que cae de los árboles y la que tiran al piso las personas mancharon la loza. El cochambre es difícil de quitar.

0

AHUACATLÁN

A pesar de la limpieza cotidiana por parte del departamento de aseo público, el piso de la plaza pública Prisciliano Sánchez no luce tan agradable; esto es debido a la goma que cae de los árboles y a los chicles que la misma gente arroja, dándole por lo tanto una imagen percudida.

La plaza es barrida a diario. No hay basura pues los trabajadores de la presidencia con la responsabilidad a cuestas religiosamente recogen las hojas que se desprenden de los árboles así como los desechos orgánicos e inorgánicos que la gente sin conciencia tira al piso, como botes y botellas, bolsas de plástico, cáscaras, etcétera.

La basura no es pues el problema, sino la goma pegajosa que escurre de esos arbolitos así como la gran cantidad de chicles –color negro por el tiempo que han estado ahí–, pegados en el piso.

Lo anterior hace que la loza no luzca como debiera. Se ve negruzca debido al cochambre, principalmente la que se encuentra debajo de los árboles; pero además se siente pegajosa y esto se puede comprobar al pisarla.

La plaza Prisciliano Sánchez, por cierto, es utilizada casi a diario por los miembros de “Vida Independiente México”, quienes realizan sus prácticas del manejo de silla de ruedas sobre este espacio; sin embargo el cochambre –hasta donde sabemos– les está ocasionando algunos problemas de desplazamiento.

Se trata en resumidas cuentas de un problema de imagen y movilidad urbana al que se le debe poner atención, aunque quizás haya otros asuntos que por ahora son prioritarios para las autoridades municipales, como es el caso de limpieza de alcantarillas y el desazolve de ríos, canales y arroyos.