Danzarina

0
¡Cuánta luz se desprende desde ti!
 En el círculo vital que todo lo contiene 
para volverse cosmos e infinitud.

Te abrazo a la mañana de frente al Sol, 
te recuerdo a la tarde al ver la flor y
 te acompaño en vuelo a través del viento
 con las aves que cantan las alegrías.

Pies descalzos, cabello suelto, 
mujer salvaje de espíritu magenta. 
El horizonte vivo de frente al monte abierto y vibrante 
de tierra húmedecida y habitantes cactáceos 
que ofrecen sus maravillas...

Tlecomi encendido de braza ardiente 
entre el crujir de hierbas y copal,
 la risa y canto esparcidos en humo a la humanidad
mientras la luz de luna ilumina tus pupilas 
de antigua obsidiana que VEN el ahora 
con corazón de Jade cual piedra eterna 
color esperanza.