El descanso eterno. Opiniones

  • Opinan servidores públicos de Ixtlán

0
71

IXTLÁN DEL RÍO.―  No sabemos cuándo ocurrirá, pero algún día vamos a ser transportados al cementerio en una caja mortuoria, ¡Nadie se va a escapar!; ¿Cómo quisiera usted encontrar la muerte?

Todos seguramente esperamos que nos encuentre satisfechos, orgullosos y tranquilos. Todo depende de tu obra en esta vida. Morir con un corazón que haya alcanzado un buen nivel de bondad, que esté pesado por haberlo llenado de nobleza, que no tenga odios. Saber que a alguien le ayudé a ser feliz, y que a nadie le haya hecho daño sin haberle pedido perdón.

Desde un concepto común, la muerte como fin de la existencia “se vive” cuando se deja de respirar. 

Morir es vivir en un estado inconsciente, tal vez; quizás, es habitar otros universos, un mundo paralelo al nuestro. 

Morir podría resumirse a un breve momento de asfixia, horror, silencio, oscuridad… y luego, nada más allá. 

A la muerte podemos definirla de muchas maneras: final del camino, reencarnación, tránsito hacia otras formas de vida y al Más Allá; resurrección, descanso eterno… 

¿Cuál sería pues el significado de la muerte?… Veamos algunas opiniones de algunos ciudadanos: 

BRENDA GARCÍA, empleada municipal del Ayuntamiento de Ixtlán: “La vida es muy bonita, y más cuando hay razones poderosas. Vivimos en una dimensión; pero cuando nos alejemos de este mundo habitaremos en otra. Nacimos para morir; es la ley de la vida, ¿Cuándo será?, quien sabe; pero lo importante de este mundo es dejar una huella positiva, que se te recuerde por tus buenas acciones. Cuando se es pequeño no se entienden muchas cosas; y si fallece un familiar nuestro, hay que asumirlo. Esas es nuestra realidad”.

MAYRA ALEJANDRA HERNÁNDEZ, asistente de tesorería: “Todos tenemos una misión en esta vida; y si esa misión la ves cumplida puedes irte satisfecho. La Muerte encuentra en la fortuna a una de sus principales rivales. El último minuto de vida tiene que llegar fatalmente. Pero en ocasiones la fortuna, para bien o para mal, le arrebata algo de tiempo. Yo no le temo a la muerte. Todos vamos hacia allá, ¿Cuándo?, quien sabe; pero este es el ciclo: Naces, te reproduces y mueres y nuestro destino ya está trazado”.

DANIA RODRÍGUEZ, EMPLEADA MUNICIPAL: “Detesto que se lucre con el dolor ajeno, porque he visto que las agencias funerarias a veces se pelean por los servicios de un muertito. Eso no está nada bien.

Dicen que vale más suerte que dinero y que lo que siembras cosechas. Así que la suerte de tu velorio está echada. A mí sí me gusta la celebración del Día de Muertos, ver la romería, las coronas, las ofrendas, la música en vivo tocar las canciones afines a la muerte. ¡Por supuesto que tengo miedo a la muerte!, no por uno, sino por el dolor que dejas a la familia; y  lo que hagas en esta vida seguro se va a manifestar en tu sepelio”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here