El gobierno vigente de Mesoamérica

0

Casi todos tenemos la esperanza, el anhelo, de contar con un gobierno mejor que nos provea lo necesario y sepa armonizar a la sociedad. ¡Cuán deseable es eso!

Los antiguos Quiches lo describen de 7 medidas umbilicales por perfección.

Los mexicanos ancestrales escribieron sobre un nuevo futuro y un Sexto Sol esplendoroso, extenso y glorioso de descripción paradisiaca denominado Tlalocán, Tamoanchán, Huilohuayan, Tonatiuhchan y Huehuetlapálan hacia un concéntrico color blanco alusivo a la Aztlán original.

Los mayas por su parte describieron esa época así:

“Habrá poderosos y habrá príncipes hasta el fin solamente. Habrá grandes maestros, grandes sabios, grandes magos; habrá bueno betabes para la alegría de los pueblos; buenos gobernantes, buenos hombres, buenos nobles en todo el mundo. No habrá gobernantes mezquinos, no habrá gobierno mezquino, no habrá lambiscones de príncipes ni habrá quien pida sustitutos. Justas y obedecidas serán las órdenes de los señores legítimos para alegría del mundo. No habrá zorras, no habrá osos meleros, no habrá comadrejas ni devoradores de hombres. Serán arrancadas las garras del puma y de jaguar; tendrán vida pueblos y provincias. Felices serán los hombres del mundo prosperando los pueblos de toda la Tierra. Ocurrirá en el tiempo de los balbuceadores del futuro. Así dijo, explicó, el Ah-Kin, sacerdote del culto solar Chilám, intérprete en épocas pasadas (pag.58-59).

Paralelamente el pueblo hebrero dejó asentado sobre un súper gobierno mesiánico bien anclado que tendría súbditos de mar a mar y desde el río hasta los cabos de la Tierra. Un gobierno pospuesto por límites de tiempos, pero vigente a futuro y muy actual en dignidad de posesión:

“Remueve el turbante y quita la corona. Esta no será la misma. En cuanto a ésta, también no llegará a ser de nadie hasta que venga aquel que tiene derecho legal” (Ezequiel 21).

Los altos tribunales con pisos cuadriculados equilibrados a blanco y negro, procuran a toda costa seguir esos principios legítimos de gobernabilidad abierta con Trívium y Quadrivium.

Un gobierno así, hermético, que fue por siglos, será más exigido y reconocido por las gentes despiertas.

  • Hasta que venga Siló; y a él pertenecerá la obediencia de los pueblos.

Finalmente, en la Selva Lacandona en Yaxchilam (Piedras Verdes) Chiapas, se encuentra la escultura de una representación dónde aparece decapitado el pájaro jaguar cuarto; es la representación del dios Atch-Bilam o Yaxch-Akium; y según la tradición, cuando se le ponga la cabeza al cuerpo se iniciará el fin del mundo por los cuatro jaguares celestiales.

El pasado y el presente se entrelazan en un objetivo de gobierno vigente y justo; sea por Dios o los hombres, la autoridad siempre bajará justa y legítimamente de arriba, bajo protesta de que, “si no lo hicieran Dios y la nación se los demandará”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here