Esperanzas fallidas, derrotas que duelen

0

El contraste en los rostros. La felicidad en unos, la tristeza en otros y en los mas, resignación. La derrota de la alianza “Juntos Por Ti” en Ahuacatlán, dolió, ¡Y dolió mucho!, pero más aún entre los que militan o simpatizan con el PAN. Y lo mismo ocurrió en Ixtlán y en Jala. Muchos de sus seguidores ni siquiera tuvieron ánimos de salir a la calle, ¡Vaya!, a muchos hasta se les disipó el apetito. “Ya ni llorar es bueno”, dijo un connotado militante del partido azul, ayer, mientras se resguardaba de un árbol.

Mientras tanto, en las oficinas del PRI de Ahuacatlán, los seguidores de Agustín Godínez Villegas se hallaban felices, optimistas, alegres por el triunfo; “Valió la pena el esfuerzo”, comentó Toño Navarro “El Feo”, uno de sus activistas políticos.

En la sede del PAN otro era el ambiente; pocos comentarios, si acaso el saludo de rigor: “¡Quiubo Nieves!, ¿Cómo estás? Ese mismo ambiente de desilusión se percibió entre los seguidores del doctor Víctor Cervantes, el candidato de Movimiento Ciudadano, quien sin embargo logró desplazar al PAN, relegándolo hasta el tercer lugar.

Agustín candidato electo a la presidencia municipal de Ahuacatlán, desde muy temprano empezó a recibir “la visita” de aquellos que acudieron a felicitarlo. “Borrón y cuenta nueva; no hay resentimientos contra nadie”, le habría dicho a Pedro. Pero lamentaron la derrota de Manuel Cota y de Hugo Villagrán.

A Manuel Parra “El Campana” y al doctor Víctor Cervantes se les vio tranquilos, serenos; pero esa serenidad no se pudo reflejar en sus seguidores, quienes aún mantenían la esperanza de revocar los resultados a través de las impugnaciones – de hecho, se sabe de un encuentro que tuvieron ambas partes –. “Vamos a mostrar las irregularidades a la fiscalía”, comentaban con aflicción.

En Ixtlán lo mismo. El desconsuelo de los militantes de la alianza “Juntos por ti” era más que evidente, fácilmente perceptible. Enmudecieron de pronto. “Pero ya nos veremos las caras dentro de cuatro años”, recalcó desafiante Melesio, quien había puesto todas sus esperanzas en Elsa Nayeli.

Juan Parra “El Charranas”, ganador de la contienda por Movimiento Ciudadano exhibió un rostro de alegría y satisfacción. “Ganado o perdido voy a sacar la banda”, habría dicho en la víspera. Ganó y desde antes de la medianoche convocó a sus seguidores en la plaza principal. Contrató una banda y desahogó su gusto por la música cantando una canción. Allí, por cierto, terminó un vehemente discurso diciendo que ya tiene amigos que le mandarán dinero para el beneficio de Ixtlán. No muy lejos de allí, por la avenida Hidalgo, un simpatizante alcanzó a gritar: “¡Hasta Donald Trump nos va a mandar los dólares!”, dijo con alegría.

“¡Qué chinga nos arrimaron!”, señaló ayer Tomás, amigo nuestro de hace muchos años, quien, por su parte, había cifrado sus esperanzas en Managüito “Cuando la mayoría habla a través del voto, lo mejor es guardar silencio”, dijo atribulado. De los militantes del PRI ni hablar. Perdieron con amplio margen.

En Jala, el virtual ganador, Carlos Carrillo, del PRI, tomó las cosas con calma, pero la euforia hizo presa a sus seguidores, en tanto que el perdedor, Marco Antonio Cambero, prefirió hacer mutis.

Una sorpresa mayúscula se generó en el municipio de Amatlán de Cañas donde la victoria parece pertenecerle a Saúl Parra, el candidato del Partido Encuentro Social. Sus oponentes no encuentran consuelo.

Pero bueno, pasadas las angustias, los calambres, exorcizados los conflictos y tragedias se presenta esta amplia gama de emociones, emociones de contraste; de felicidad y sobresaltos, de tristeza y de alegría en todos aquellos que vivieron con pasión la jornada electoral del pasado domingo 04 de junio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here