19.5 C
Ixtlán del Río
martes, agosto 11, 2020

La verdad desnuda

Más Leídas

Compasión por el inmigrante necesitado

Hace algunos años, una joven nativa de Libia viajaba en una grotesca embarcación junto con más inmigrantes...

Gobierno de Agustín vigila zonas de riesgo por lluvias

AHUACATLÁN Para salvaguardar la integridad y las propiedades de la ciudadanía que pudieran...

Club de Jala en L.A., sensible ante tantas necesidades de sus paisanos

JALA. Por los ojos de la presidenta del Club de Jala en Los...
Francisco Javier Nieves Aguilar
Francisco Javier Nieves Aguilar
Más de 25 años de trayectoria disfrutando del periodismo; las opiniones que despierta, la información gratificante y el conocimiento que deja.

“Necesito mil 500 pesos –me dijo en una ocasión uno de mis hijos–. Es que debo 600 pesos de inscripción en la Prepa y los otros 800 son para comprar ropa que nos piden para la graduación”.

Con esfuerzos conseguí ese dinero, pero algo percibí en los ojos de mi hijo. “Creo que me está ocultando algo”, dije para mis adentros.

Investigué el asunto y así pude darme cuenta que me había mentido. En realidad mi hijo necesitaba ese dinero para pagar el daño que le había causado a un vehículo. 

Al tratar el tema mi hijo aceptó haber mentido y fue entonces que le conté la siguiente parábola que le aprendí a mi maestro de francés, el padre Chencho.

“Los discípulos de un rabino, famoso por ser erudito y fino, le preguntaron por qué acostumbraba a esclarecer la verdad contando una historia.

Él respondió:

  • Todo esto puedo explicarlo contando una parábola sobre la propia parábola: 
  • Un día, la Verdad andaba visitando a los hombres sin ropa y sin adornos, tan desnuda como su nombre.

Y todos los que la veían le daban la espalda de miedo o de vergüenza y nadie le daba la bienvenida. Así, la Verdad recorría los confines de la Tierra, despreciada y apartada.

Una tarde, muy desconsolada y triste, la Verdad encontró a la Parábola que paseaba alegremente, con una ropa muy bella y colorida.

  • Verdad, ¿Por qué estas tan abatida?, –le preguntó la Parábola–.
  • Porque soy tan vieja y fea que los hombres me evitan, –replicó la Verdad–.
  • ¡Qué disparate!, –dijo la Parábola, riendo–. No es por eso que los hombres te evitan. Toma, ponte una de mis ropas y fíjate lo que pasa.

Entonces, la Verdad se puso una de las lindas prendas de la Parábola y de repente, en todos los lugares por donde pasaba, era bienvenida.

El rabino sonrió y concluyó.

  • Pues la verdad es que a los hombres no les gusta encarar a la Verdad desnuda… Ellos prefieren disfrazarla.
El significado de la palabra verdad abarca desde la honestidad, la buena fe y la sinceridad en general, hasta el acuerdo de los conceptos con las cosas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

Jala se proyecta a otros niveles con Sorteo de la LOTENAL, este viernes

JALA El Sorteo Superior número 2652 de la Lotería Nacional que se efectuará...

Confiemos en Los Santos Médicos

Inicio esta columna agradeciendo a mis amigos y amigas sus amables comentarios respecto a algunos temas que este columnista ha realizado...

Piché Bautista ya descansa en paz

AHUACATLÁN Entre el bullicio y el trajín citadino, José Bautista Hernández vio pasar sus últimos días. Nació en...

Piden ayuda para doña Irene Ruvalcaba

JALA-JOMULCO La situación de la familia Aguilar Ruvalcaba no es tan agradable; más bien es de muchas dificultades,...

Largas filas en bancos de Ixtlán, por COVID

IXTLÁN DEL RÍO Largas colas son las que a diario se observan en algunas instituciones bancarias de la...

Artículos Relacionados