Piden no caer en trampas de extorsionadores, en el sur

0

ZONA SUR

Mantener la calma, colgar y denunciar; son los pasos que los ayuntamientos de Ahuacatlán, Jala e Ixtlán junto con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana de Nayarit, sugieren seguir para no ser víctima de los extorsionadores que utilizan la vía telefónica para hacer de las suyas.

De hecho diseñaron un cartel promocional similar; esto es tomando en cuenta que se acercan fechas especiales en las que el circulante aumenta, además de que se registra un mayor movimiento de personas, considerando que se trata de la época de Navidad y de Fin de Año.

En los tres municipios se han reportado varios casos de extorsión telefónica donde los delincuentes les dicen a sus víctimas que tienen secuestrado a un pariente y que si quieren verlo de nuevo tienen qué pagar cierta cantidad de dinero para que ellos lo liberen.

El lema que adoptaron tanto los gobiernos municipales como la SSPC es “Dale cortón a la extorsión telefónica”. Y advierten: “Si te llaman para decirte que uno o de tus familiares ha sido secuestrado o detenido, no des información ni realices depósitos en efectivo”.

Otra nueva modalidad es el acceso a perfiles en redes sociales y mensajería celular… En este caso, los delincuentes aprovechan las nuevas tecnologías para ingresar a plataformas de mensajería celular, de donde toman datos y fotografías de los perfiles de usuario de sus posibles víctimas.

En dichas fotos de perfil es común ver la imagen del usuario del teléfono, sus familiares y los lugares que frecuenta. Esta información, junto con la que se obtiene a través de las redes sociales, son elementos que el extorsionador utiliza para intimidar a su posible víctima.

Los delincuentes entran en contacto con las víctimas haciéndose pasar por “hackers” y asegurando que obtuvieron información personal desde su propia computadora, tableta electrónica o celular. 

En otros casos, el extorsionador envía imágenes e información de la supuesta víctima a sus familiares, a quienes les pide realizar un pago a cambio de su liberación, sin siquiera haber contactado a la supuesta víctima.

  Es por eso que los tres ayuntamientos y la SSPC lanzaron esta campaña que tiene como objeto evitar que sus habitantes caigan en manos de los extorsionadores.