Relatos de Pasión (capítulo CLXXXVI)

  • Dedicado con respeto y afecto para las familias dolientes.

0
2
Miguelito, exequias en el portal largo en Ixtlán del Río.

769.- MIGUEL

Tragedia que nos cimbró a todos, por algunas horas del domingo negro, mi ciudad se paralizó como pocas veces había vivido esta magnitud. Hace años por mi barrio, el de Los Indios, explotó un taller de pirotecnia por la calle Marina. Nosotros desde la esquina viendo los estallidos y sin poder hacer nada. 

Por la Ortiz, tres niños fallecieron al incendiarse su casa. Los accidentes que quedan como un triste registro en la historia colectiva, en la memoria comunitaria. Miguel Medina Bautista, niño de cuatro años perdió la vida ante un tráiler que cruzaba la Avenida Hidalgo. La madre Dulce sigue hospitalizada en Tepic en situación delicada. 

Pronto por las redes se expande la notica conmovedora y en instantes los ixtlenses de cercas y lejos estuvieron conectados y se formó un corazón solidario de difusión para solicitar donación de tipo de sangre que urgente necesitaba la joven madre Dulce; de igual manera se disemina el número de tarjeta para donaciones económicas. 

Pocas veces sentí un silencio de luto, de la asistencia al velorio del ángel y el calor que entregó el pueblo, particularmente los colonos de la López Portillo. Cerca del lugar fatal, se levantó en el pilar del Portal largo, un significativo altar donde destaca la bella imagen y sonrisa, sus ojos tiernos de Miguel; una cruz, dos carros, chocolates, una veladora encendida y el perro de peluche. Escena de ternura y desgarradora. Ixtlán consternado no encuentra la manera de volver a la rutina.

770.- CACARITO

Doce años que partiste con el corazón abierto como el vuelo de la golondrina, me cuenta tu madre Sabina que todavía ante tu presencia espiritual huele a flores tan aromáticas como si fueran del mismo cielo. Hay veces que veo a tus hermanos y se les nota  en sus ojos y el recuerdo tuyo que traen en la frente y en el pecho. 

Cada vez que veo a los amigos, aquellos de juegos y parrandas, de música y calles solitarias, sigue tu nombre como si fuera nuestra cedula de identidad. Nos haces tanta falta amigo, Salvador, Chava, Cacarito. 

Las noches ya no se respiran igual ante tu ausencia profunda, a los días les falta esa magia de tus auroras, nos cuesta tanto entenderlo porque el alma no pide explicaciones. Nunca podremos olvidarte porque estás en cada instante de nuestra existencia. Está tu voz, tu risa, tu figura emblemática. Por nuestros ojos sigues contemplando la ciudad, tu hermosa ciudad de ilusiones. 

771.- DEMY

La notica me hizo retroceder demasiado, en un vértigo de lo relativo del tiempo, es demasiado desconsolador para mis evocaciones. No se puede remediar. De nueva cuenta mi Jiménez, mi infancia, los vecinos, lo hermoso que era la vida para nosotros. Todo místico, la radio, nos conocíamos entre todos. Se derrumba porque representabas para toda la cuadra, para tu familia y la nuestra una parte fundamental del paisaje sentimental, querida Demy. 

No quisiste emigrar como los demás hermanos y hermanas, algunas veces ibas a México. Amiga de mi hermana Rosa porque eran de la generación, sentadas viendo pasar a los adultos, al ver la seriedad de ellos juraron nunca crecer porque perderían la sonrisa y la inocencia cuando en noches de lunas llenas preguntaban cómo, por cuál camino, de qué manera el hombre había llegada a la luna y Edelmira González Villalobos le decía a Rosa que distinguía al astronauta que andaba caminando en ella. 

Mi hermana entrecerraba bien los párpados para distinguir y comprobar la narración de Demy. Era de la extensa familia de los llamados cariñosamente Los Charros, a la que veía más, verla visitar a sus familiares como Jovita, Eulalia e Isidoro. Saludarla y ella siempre atenta. 

Mis padres y don Nacho y doña Lola fueron compadres, por el bautizo de mi hermana Gloria. Demy disfrutaba varias cosas que delineaban su personalidad y su corazón: la pasión por beber Coca Cola y las canciones de Paquita la del Barrio, pero lo más relevante fue el amor que prodigó para los demás, servicial y muy noble, sentimental. 

Estoy seguro que será recompensada por sus dones, sus virtudes, la generosidad derramaba como la luz que seguirá viva en nuestros corazones.   

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here