Relatos de pasión (capítulo CXLVI)

  • Dedicado al amigo Rigo Altamirano.

0

680.- CORRUPCIÓN

Es un hervidero, donde quiera que se apriete en el cuerpo de la nación, sale pus, es cloaca, aguas negras, infecciones pestilentes, la inacción.

Largo sería describir tanta impunidad y por ende tanta corrupción, el poder corrompe, el dinero fácil. Se gasta tiempo  y talento en inventar cómo evadir las leyes, el barrenar los candados y las reglas de operación para poder enriquecerse y se necesitan cómplices, se van tejiendo redes sofisticadas hasta alcanzar enormes proporciones del presupuesto.

Al final se olvida, solamente el reclamo, la ira social queda como anécdota de rabias. Se admira y se envidia al corrupto y el honesto es tratado con burla, que hasta raya en lo ridículo. Simplemente lo último de un funcionario Raúl Cervantes el Procurador General de la República, que es dueño de un Ferrari que cuesta cuatro millones de pesos y para no pagar tenencia en la Ciudad de México, se domicilia en el estado de Morelos, donde allá es gratis, pero se inventa que vive en una casa de interés social; todo para evadir impuestos.

El que se supone es garante de la aplicación de la justicia, la evade. Es patético lo que casi a diario sale a la luz, hace días lo mismo, Rosario Robles la capitana del desfalco por su paso en Desarrollo Social, miles de millones de pesos no aparecen del presupuesto, que se han ido a compañías y servicios fantasmas y están involucradas algunas universidades del país, ¿cómo es posible que casas máximas de estudio donde el joven asiste para nutrirse de ejemplos y valores, estén en la podredumbre?

681.- TORMENTA

Una canción que evoca tiempos tormentosos cuando los corazones se vuelven remolinos, cuando no resulta el amor que se esperaba, cuando el vuelo de palomas son en la lluvia y el enojo. Creemos conocernos y hasta impartimos lecciones de amor, de lo vivido por la poca o vasta experiencia que hemos tenido de lo que tod@s  hablan en su nombre.

El amor envuelto en frases como un regalo en las redes sociales. En Twitter más sofisticados con bellas imágenes de amor y desamor, mujeres que retan y se liberan entre dosis de sexualidad, banalidades y grandes descubrimientos. Hombres inventando frases que conmuevan, el impacto visual. Estamos inmersos en la comunidad amorosa, somos luciérnagas en el desamparo, somos pájaros con nuestro canto de la soledad.

 

En Facebook es más abierto, alas de todos los vuelos, un sinfín de recomendaciones, buenos deseos, acusaciones hirientes, navíos de sobrevivencia en mares de indiferencia. Para llamar la atención, para obtener los ojos que vean imagen y lean mensajes se busca atraer en cada juego de palabras.

Estamos enfrascados en la virtualidad que merecemos existir en publicaciones instantáneas. Grupos y grupos por doquier y por cualquier pretexto. Solamente manifiesto que mi tormenta ya pasó. Ya no quiero regresar.

682.- SEPTIEMBRE

Sí, desde el viernes inició, es tan largo y fuerte como el retemblar de la tierra al paso de locomotora. Sus raíces me hacen vibrar. Sentir que los agujeros negros de las emociones galopantes y frenéticas hacen sufrir, rasgan, hieren, lastiman. Un mes largo de sinsabores que me parten el alma desde las claridades hasta  la última luz en apagarse.

Septiembre era de renovación de esperanzas escolares, fiestas desgranadas y consuelo delicado en las pasiones. Alteración convertida en cielo negro, oscuridades que no florecen y agonías como un sueño roto y la evocación que martiriza. Si no escribo me muero.

683.- DOPAMINA

Droga natural que nuestro cerebro segrega ante lo inesperado, después se acostumbra el cuerpo ante los estímulos de lo nuevo, lo diferente. Eres un animal que se cautiva por la noche de emociones de cinco lunas y las delirantes luces de estrellas que las sientes en tu corazón.

Descargas de placer, el advenimiento de ríos eléctricos, auras, tus ojos se vuelven de colores multiplicados y te sientes intenso, interesado y basta una palabra, un “like” que le interesas a alguien, que eres capaz de acostumbrarte para que vuelvas como al principio en el espiral y sigas contagiado por esos toques de felicidad, pero cuidado porque acecha la costumbre y la voracidad de querer más y la bestia de la depresión está lista para devorarte… Continuarán los relatos de pasión el próximo miércoles.

Dejar respuesta