Se desborda la alegría en Marquezado

0

MARQUEZADO

Haciendo de lado ideologías políticas y agravios del pasado, los habitantes de Marquezado salieron a la calle para sumarse al Rompimiento de sus Fiestas Patronales que año tras año se celebran en honor a la Santa Cruz.

Efectivamente, después de tantos apuros, zozobras y preocupaciones los marqueseños tuvieron estos momentos de relax en donde se mezclaron como siempre los asuntos paganos con las cuestiones religiosas.

 El rompimiento de las fiestas patronales fue encabezado por el presidente Agustín Godínez Villegas, e igualmente destacó la presencia de algunos regidores y funcionarios del cuadragésimo Ayuntamiento, así como del secretario de ésta administración, Reymundo Sandoval; además, claro, del Comité de Acción Ciudadana que encabezan Guadalupe Ávila y Evangelina Nava y demás organismos auxiliares.

Alegría desbordante, música y carros alegóricos. Hombres y  mujeres luciendo sus mejores galas, adultos y jóvenes, niños y niñas. Todo esto se vio durante este rompimiento de fiestas que se engalanaron con la presencia de su reina Yazmín Martínez.

La fiesta patronal que en honor a la Santa Cruz se celebra en Marquezado, para la gran mayoría de sus habitantes marca el inicio y el fin de un año para hacer un real balance de lo bueno y de lo malo, de lo positivo y de lo negativo, de nutrirse de energía en los días venideros.

Y es que este pujante poblado constituye el sitio ideal para regocijarse, acompañado del esposo, de la esposa, del pariente, del vecino, del amigo, de la amiga, de la novia o del novio.

Es un canto unísono de hermandad y de alegría, el cual se puede disfrutar sentado en la plazuela, disfrutando de unos ricos tacos, cañas o cacahuates, un elote, o un panecillo hecho en casa.

Así, las calles y callejones se vieron repletas de gentes, de aquí y de allá, de Santa Isabel y de Tetitlán, de Valle Verde y de Uzeta, de Las Cebollas y La Campana y por supuesto de Ahuacatlán; todos con el afán de sumarse a este inicio de fiestas para al final disfrutar de un gran baile popular.

Afortunadamente todo transcurrió como se debía; con alegría, con entusiasmo. Un rompimiento con saldo blanco pues, y no como se andaba rumorando.

En la víspera del rompimiento y bajo un ambiente de primera, la presidenta del DIF, Sobeida Hinojosa, junto con el cuerpo de voluntarias asistieron a la coronación de la reina del Club de la Tercera Edad “La Esperanza”, de ésta misma localidad