Se inyectó un anestésico para quitarse la vida

0
362

TEPIC. – Una depresión es lo que se presume orilló a una enfermera de la Unidad de Cancerología del Hospital General de Tepic a quitarse la vida durante la madrugada de este domingo.

El reporte preliminar de la Fiscalía General del Estado, indica que a las 4:40 horas, agentes de investigación de División Contra la Integridad Corporal, arribaron a la calle Prolongación P. Sánchez número 267 de la colonia Menchaca, ya que en ese lugar se encontraba el cuerpo de la joven Yareli “N” “N”, de 29 años de edad, quien había fallecido por haberse suministrado una inyección de Bromuro de Vecuronio.

La madre de Yareli, de 54 años, informó que a eso de las 3:00 de la madrugada se encontraba descansando en dicho domicilio cuando escuchó que su hija se había despertado para ir al baño. Siendo que momentos después, al ver que no regresaba a la cama, fue a buscarla, encontrándola tirada en la cocina y junto con ella una inyección con el fármaco antes señalado (el cual se utiliza como anestésico). Asimismo, la señora dijo que su hija se encontraba bajo tratamiento por depresión.

Dejar respuesta