20.3 C
Ixtlán del Río
miércoles, agosto 5, 2020

Sencillez y humildad

Más Leídas

Advierten sobre delincuentes cibernéticos que se aprovechan del COVID, en Ixtlán

IXTLÁN DEL RÍO Tres importantes recomendaciones son las que vierten de manera conjunta...

Avanza rehabilitación del Parador Turístico de Los Toriles

IXTLÁN DEL RÍO. Un sustancioso avance es el que registra la rehabilitación del...

Los que se barajan por Ahuacatlán

AHUACATLÁN. Aunque para algunos parece lejana la fecha en que se definirán con...
Francisco Javier Nieves Aguilar
Francisco Javier Nieves Aguilar
Más de 25 años de trayectoria disfrutando del periodismo; las opiniones que despierta, la información gratificante y el conocimiento que deja.

Había una vez un científico sumamente inteligente que descubrió el arte de reproducirse a sí mismo tan perfectamente que resultaba imposible distinguir al original de la reproducción.

Un día se enteró que andaba buscándole la muerte, entonces decidió hacer doce copias de sí mismo. La muerte, confundida,  no sabía cómo averiguar cuál de los trece ejemplares que tenía ante sí era el científico original, de modo que los dejó a todos en paz y se fue a meditar.

La muerte no tardó mucho tiempo en regresar,  pues era un experto en la naturaleza humana y se le ocurrió una interesante estratagema. Se dirigió de nuevo con el científico y le dijo: 

  • Reconozco que es usted un genio, señor, pues ha logrado tan perfectas reproducciones de sí mismo que realmente me ha confundido; sin embargo, he descubierto que su obra tiene un defecto, un único y minúsculo defecto.

El científico, sintiéndose descubierto y un poco ofendido pegó un salto y gritó:

  • ¡Imposible!, ¿dónde está ese defecto?
  • Justamente aquí, en su ego, en la falta de sencillez y humildad, –respondió la muerte mientras tomaba al científico de entre sus reproducciones y se lo llevaba consigo–.

Reflexión: con frecuencia nos gana la vanidad, el orgullo, la soberbia. Tenemos que servir a Dios, no con el propósito de hacer valer luego unos derechos adquiridos, sino con amor gratuito de hijos, con un verdadero espíritu de sencillez y humildad, reconociendo que lo que somos o lo que tenemos no es sólo fruto de nuestro esfuerzo o de nuestro talento, sino que viene de Dios y de la poca o mucha ayuda que nos han brindado los demás.

La genuina sencillez y humildad nos invita a reconocer la inmensidad de lo recibido y lo poco que hemos agradecido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

Luto en Marquesado por fallecimiento de Álvaro

MARQUESADO. Antes de que el reloj sonara las 7 de la mañana de...

Legisla Congreso a favor de familias vulnerables

TEPIC. Para apoyar a las familias más vulnerables cuando pierden a un ser querido, para tener una mejor...

Club de Jala en L.A., sensible ante tantas necesidades de sus paisanos

JALA. Por los ojos de la presidenta del Club de Jala en Los Ángeles, Cindhy Ibarra, se vio...

Casi un hecho, cancelación de Fiestas Patrias Ixtlán 2020

IXTLÁN DEL RÍO. Las posibilidades de que se cancelen las Fiestas Patrias de Ixtlán en su edición del...

Eligen Comisión Ejecutiva del PT en Ahuacatlán

AHUACATLÁN. Bajo la encomienda de trabajar hombro con hombro y codo con codo con sus órganos direccionales del...

Artículos Relacionados