Sigue descompuesto reloj público de Ahuacatlán

Es el único en la región de su tipo. Tiene 4 caras que miran hacia los cuatro puntos cardinales.

0

AHUACATLÁN

Por enésima ocasión el reloj público del templo de San Francisco de Asís, no funciona. Lleva ya algunos meses descompuesto y esto ha generado muchas críticas. Por eso es que son muchos los que piden a quien –o a quienes– corresponda, que se haga lo conducente para su pronta reparación.

Extraoficialmente se sabe que el origen del problema no es precisamente por falta de cuerda, como sucedía anteriormente y con frecuencia, sino a un asunto relacionado con toda la maquinaria, situación que torna aún más difícil su funcionamiento.

El reloj del templo de San Francisco de Asís, en Ahuacatlán, cabe decir, es el único en la región en su tipo. Sus cuatro caras miran hacia los cuatro puntos cardinales y dicen que su maquinaria es de primera calidad.

A lo lejos, el reloj puede ser percibido para conocer la hora.

Cuentan que fue donado por el General Álvaro Obregón y no han sido muchas las ocasiones que ha ocasionado problemas; aunque esta vez su reparación sí que se prolongó un buen “rato”.

No se sabe si ya se le hizo alguna valoración para su reparación ni de la inversión estimada; lo cierto es que lleva ya un buen tiempo descompuesto.

Dicen que esa es responsabilidad de las autoridades –simplemente como apoyo a la comunidad–, pero hoy por hoy se desconocen los motivos por los que no se ha echado a funcionar el reloj que, aunque no pareciera, sí ayuda en mucho a los habitantes.