Supera Expectativas Judea de Jala

0

Jala 

Con el objetivo de fomentar entre la comunidad de Jala, el respeto e interés por las tradiciones religiosas, la promoción y conservación de nuestra cultura, así como el de promover entre los jóvenes del municipio la participación en torno a esta clase de proyectos religiosos, culminó con gran éxito la “Judea de Jala”.

Durante la Semana Santa “La Judea” se convierte en una atracción más durante estas celebraciones, ya que las representaciones tienen lugar por las calles del pueblo a manera de recorridos y permiten a la gente involucrarse con los actores populares y ser partícipes de la algarabía.

Cabe señalar que el Ayuntamiento que preside el Arquitecto Carlos Carrillo, estuvo al pendiente en todo momento de que los servicios públicos, como la recolección de basura y el suministro de agua estuvieran funcionando de la mejor manera

También pudimos constatar como las plazas publicas y las calles se mantuvieron limpias, así como también la orientación e información a los visitantes a través 3 Módulos Turísticos, que se habilitaron para esta semana santa.

Pero aun mas en esta ocasión se pudo observar una mejor organización de todos los actores de la Judea a través de sus representaciones, y que decir del escenario que lucio aun mas, gracias a un par de pantallas gigantes que se instalaron y un sonido que se escuchó a plenitud y de manera clara.

Mas de 20 mil personas asistieron en esta semana santa, que trajo consigo importante derrama económica entre los prestadores de servicios turísticos

El Viernes Santo se caracterizó por un calor infernal durante la mañana. Por la tarde y noche el clima fue benévolo. Fue un día trágico. Jesús murió ante la presencia de ancianos, niños de brazos, hombres y mujeres que acudieron a la representación de la Judea

Muchos siguieron la ruta de la Vía Dolorosa, aunque otros prefirieron apartar un buen lugar para la escena de la crucifixión que se realizó en el templete al pie de la basílica lateranense, ante una recién iluminada y moderna calle Morelos.

En el lugar se podían ver muestras de devoción, sobre todo por parte de las mujeres de más edad, algunas llegando a derramar una lágrima. Por otra parte, estaba la curiosidad de los niños, quienes al ver la representación del mal y la muerte se asustaban y soltaban el llanto.

Para poder escenificar la pasión y muerte de Cristo fueron necesarias varias semanas de preparación de aproximadamente 120 personas entre actores principales, secundarios y encargados de utilería y logística.