Unión de Tablajeros de Ahuacatlán, figura decorativa

0

AHUACATLÁN.— La apatía e indiferencia, el desgano y flojedad, son los principales factores que han propiciado que los tablajeros de esta localidad continúen sin dirigente. El organismo que aglutina a los comerciantes dedicados a la venta de carne, ahí está, pero solamente como una figura decorativa debido a que sus agremiados se han alejado de el

Su mejor época ocurrió allá en las últimas tres décadas del siglo pasado. Luego entró en una crisis organizativa para retomar vuelo de nuevo, a mediados de la década pasada, pero de hace unos 10 años a la fecha la Unión de Tablajeros de nuevo entró en una etapa crítica, al grado de quedarse sin dirigente.

Los carniceros laboran sin el respaldo gremial y nadie parece interesarse en asumir un liderazgo. Cada quien trabaja por su cuenta y únicamente deciden reunirse a la hora de definir los precios para la venta de sus productos.

Por ahora, los tablajeros de Ahuacatlán empiezan a salir de una racha que se extendió desde el pasado mes de abril, aunque aún no termina del todo, pues octubre tampoco les redituó muchas ganancias, si acaso un leve respiro durante la feria; y otro factor es sin duda alguna la remodelación del mercado.

Sin embargo se espera que las condiciones mejoren durante los próximos tres meses, aunque su mejor época es el periodo vacacional de diciembre.

Las tiendas departamentales que se instalaron en Ixtlán del Rio no ha sido el factor en la merma de sus ventas, precisamente por ubicarse en otra ciudad, y tampoco hay celos o una competencia interna entre los carniceros como algunos lo suponen.